4 consejos para decorar tu habitación

4 consejos para decorar tu habitación

La habitación es el lugar favorito de muchos, por eso te dejamos algunas recomendaciones para hacer de este espacio uno hermoso y reconfortante. 

1. Usa una paleta de colores sutiles

En lugar de apostar por colores llamativos, opta por una paleta de tonos monocromáticos que creen un entorno agradable e inviten a desconectarse, relajarse y, sobre todo, al descanso. 

Según la psicología del color, los colores cálidos tienen un efecto estimulante, mientras que los colores fríos tienden a ser calmantes. Así, las tonalidades suaves, claras y neutras como el beige, nude, gris, crema o el greige (que resulta de la combinación de diferentes tonos de gris con el toque cálido y natural del beige), le darán luminosidad a tu habitación y una sensación relajante.

Asimismo, pintar tu dormitorio de color blanco siempre es una excelente opción, pero te recomendamos añadir elementos decorativos en tonos tostados, elaborados con materiales naturales y madera, que contrarresten la frialdad de este neutro, favorito por excelencia. 

Por su parte, los azules y verdes suaves, de matices más claros, también son una alternativa magnífica. Ambos transmiten calma, quietud y serenidad, lo cual le viene genial a este espacio y le dan un hint de color sin que se vea sobrecargado. Prueba con el verde menta, si buscas un efecto más amplio y luminoso, mientras que si quieres añadir sobriedad, ve por el baby blue.

2. No descuides la iluminación

Al igual que el color, la iluminación es uno de los elementos esenciales al decorar tu habitación, ya que puede afectar desde el color de las paredes hasta la ropa de cama y las cortinas. 

Lo ideal es que tu espacio esté muy bien iluminado, por luz artificial (proporcionada por lámparas), de manera que tu habitación se vea acogedora y confortable.

Para esto, es importante que tengas en cuenta el tipo de iluminación que predominará en tu dormitorio, puedes escoger entre tres tipos: 

  1. Ambiental o general: procede de focos situados en el techo y su función es iluminar todo el dormitorio. Las lámparas de mimbre, tan en tendencia actualmente, son perfectas para esto. 
  2. Indirecta: suministrada por lámparas que ayudan a una mejor lectura o escritura, tipo apliques para dormitorio, una coqueta lámpara para la mesita auxiliar o de noche, u otros estilos similares. 
  3. De acento: cumplen un rol puramente estético e incluyen rieles o spots dirigibles colocados cerca de un detalle u objeto decorativo que desees resaltar (cuadros, esculturas, fotografías, entre otros).

    Trata de jugar con diferentes fuentes de iluminación para darle mayor amplitud. Puedes colocar un espejo frente a una ventana para que la luz natural se expanda por toda la habitación o, tal y como mencionamos anteriormente, opta por colores claros que, al iluminarse, hagan que esta luzca más grande.