¿Cómo comprar departamentos con un crédito hipotecario?

Comprar departamentos con creditos hipotecarios

Adquirir un departamento es un sueño hecho realidad, sin importar si es para vivienda o para arrendar. Sin embargo, muchas personas renuncian a él al no saber cómo adquirir un financiamiento. Una de las soluciones más comunes para efectuar esta compra son los créditos hipotecarios, instrumentos financieros sumamente convenientes y de fácil acceso, sobre todo si no tenemos el capital para realizar el pago o queremos ir liquidando mes a mes. A continuación, un paso a paso para comprar un departamento con un crédito hipotecario.

Guía para la compra de un departamento con crédito hipotecario

1. Pre-aprobación del crédito

Para solicitar un crédito hipotecario se necesita elegir un banco y llevar toda la documentación correspondiente. Los requisitos para que se pre-apruebe el préstamo van a depender de la institución, aunque, en general, se requiere una comprobación de ingresos, un ahorro del 10% o 20% del valor del inmueble, antigüedad laboral de por lo menos un año y revisión de antecedentes crediticios. Es importante que nuestro sueldo permita destinar entre el 25% y 30% al pago de las cuotas y no estar en DICOM, para mayores oportunidades de pre-aprobación.

2. Reserva del departamento

Una vez elegido el departamento se puede reservar para que no sea adquirido por otra persona, mientras se hacen los demás trámites del crédito. Para esto se debe estar bien informado sobre todas las condiciones y requisitos de compra en la inmobiliaria elegida, ya que generalmente se debe pagar una pequeña suma de dinero, que se devuelve una vez realizada la cancelación total del inmueble.

3. Firma de promesa de compraventa

Ya con el departamento reservado, el siguiente paso es firmar la promesa de compraventa. Este documento, creador de obligaciones entre las partes, es capaz de asegurar que en un tiempo determinado tanto el comprador como el vendedor realizarán el intercambio acordado. En este paso el banco puede rechazar o aprobar definitivamente el crédito, por eso es importante que el departamento esté en regla.

4. Aprobación del crédito hipotecario

Si el banco no encuentra ningún inconveniente, aprobará el crédito hipotecario y estaremos casi listos para disfrutar de un departamento propio. Como dijimos anteriormente, los requisitos para que este sea aprobado definitivamente dependen del banco, aunque tampoco hay que olvidar revisar las tasas de interés que ofrecen y costos adicionales que se sumarán a la deuda, para decidir si queremos esa institución u otra.

La tasa de interés es el costo que se paga por el préstamo de dinero, el cual varía de banco a banco. Las hay fijas, variables o mixtas, donde la fija no cambia durante todo el plazo de pago; la variable se modifica mes con mes, según indicadores; y la mixta involucra ambas.

5. Firma de escritura y compraventa

Cuando el banco apruebe el financiamiento se debe desarrollar el contrato de compraventa con la inmobiliaria y la escritura del crédito para ser firmado en la notaría. Este proceso puede demorar unas semanas y se debe leer bien todo el documento antes de firmarlo. Debe contener el monto del préstamo, la tasa de interés, el plazo y cuotas pactadas, seguros contratados, el inmueble que adquiere y nuestros datos personales.

6. Inscripción de la propiedad

Cuando ya está firmado el contrato de compraventa solo queda un último paso. Este se trata de la inscripción de la propiedad en el Conservador de Bienes Raíces a nombre de su nuevo dueño. Una vez realizado este trámite la propiedad es oficialmente del nuevo propietario y la venta de departamentos estará finalizada. Solo quedará pagar mes a mes los dividendos del crédito hipotecario, el cual tiende a durar hasta 30 años.

Sin duda, con un crédito hipotecario la venta de departamentos es mucho más asequible de lo que se puede imaginar en un comienzo, solo se necesita tener planificación financiera y ser ordenados.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Archivos